SEMANA 14 — 4 ABRIL 2014

Estimados Lectores,

Los rasgos de una Personalidad Agradable son totalmente visibles, no permanecen ocultos ni en la oscuridad. Así como los padres deben educar a los hijos con el ejemplo en vez de hacerlo con palabras, de igual manera la gente exige el estricto cumplimiento de las promesas que hacen las personas en posiciones de poder. El dicho “las acciones dicen más que mil palabras” es aplicable en este caso, ya que la gente en el ojo público son estrechamente vigilados en lo que hacen. En estos ejemplos la palabra operativa es “Hacer”.

Por ejemplo, cuando ustedes presencian actos de injusticia, necesidades insatisfechas, delitos cometidos, y carencias de necesidades básicas en los demás, de poco sirve quejarse de esta triste realidad de la vida. Quejarse simplemente es un acto de rezongar y renegar, lo cual produce una actitud mental negativa en la persona que practica este rasgo. No está mal hacer observaciones y comentar, pero se cae en el error cuando la persona que se queja siente que aporta cosas positivas al “hacer observaciones” de todo aquello que requiere ser corregido, pero sin hacer absolutamente nada personalmente por ofrecer soluciones.

A veces, un simple poema puede expresar mejor la idea de cómo funcionan las cosas. Cuando lean el siguiente poema, estoy segura que captarán perfectamente el mensaje implícito que se refiere a una Personalidad Agradable.

El Sermón Que Podemos Ver

Prefiero ver  un sermón antes que escucharlo todos los días.

Prefiero caminar con alguien, a que solo me muestre el camino a seguir.

El ojo es un buen alumno, y mucho más dispuesto que el oído.

Incluso un buen consejo es confuso, pero los ejemplos aclaran todo.

Los buenos predicadores son hombres que predican con el ejemplo,

Puesto que ver hacer el bien es lo que todo mundo necesita.

Puedo  aprender  fácilmente  como  hacerlo,  si  tú me dejas ver  como  lo haces.

Puedo  observar  tus  manos al moverse, pero tu lengua es demasiada rápida al moverse.

Y los discursos que tú das pueden ser muy sabios y veraces;

Pero aprendo más de la lección observando lo que haces.

Ya que puedo no entenderte a ti, ni el consejo que me das,

Pero no hay mal entendido en el ejemplo que con tu vida hoy me darás.

– Edgar  A. Guest

Ahora, simplemente pongan en práctica lo que han aprendido del poema anterior, y podrán controlar este principio del Dr. Hill acerca de una Personalidad Agradable.

Sean Siempre los Mejores,
Judy Williamson

Adopta la Postura De Ofrecer Ayuda A Los Demás
por Napoleón Hill

La mujer más maravillosa que he conocido, mi madrastra, pasó gran parte de la última etapa de su vida sufriendo de dolores insoportables a causa de la artritis; sin embargo, eso no fue obstáculo para motivarme a poner en marcha el proyecto que ya ha beneficiado a muchos millones de personas y destinado a beneficiar a muchos millones de personas más aún por nacer. Ella fue responsable de mi formación inicial que me llevó eventualmente a que fuera seleccionado por Andrew Carnegie para dar a conocer al mundo su primera filosofía práctica de la realización personal.

De no haber estado confinada mi madrastra a una silla de ruedas, nadie habría sospechado de los dolores constantes que le aquejaban. Su voz siempre era agradable y sus conversaciones completamente positivas. Nunca se quejaba, y al contrario, siempre tenía palabras de aliento para todos nosotros que vivíamos cerca de ella. Estoy seguro  que cualquier persona que la conocía y sabía de la magnitud del dolor físico que dominaba y callaba valientemente, se habría sentido avergonzada por quejarse y expresar miedo ante cualquier forma de dolores menores. La actitud mental de mi madrastra ante el dolor físico era uno de los principales factores que la hacían ser realmente una gran persona, querida por todos los que la conocían, y motivo de envidia por algunos debido a la profunda autodisciplina que tenía.

De esta manera podemos comprobar, una vez más, que nuestra actitud mental ante el dolor físico es un factor determinante que permite dominarlo, o transmutarlo simplemente en algún tipo de servicio beneficioso. En lugar de pensar en su propio dolor físico y quejarse de ello, mi madrastra orientó su mente a proporcionarle ayuda a los demás – especialmente a los miembros de nuestra familia, y de esa manera pudo reducir al mínimo los efectos de su sufrimiento. Este ejemplo podría ser una valiosa sugerencia para todos aquellos que permiten a sus mentes dejarse dominar por sus propios problemas.

Y puede ser útil también para aquellas personas que tienen problemas y que sienten que no tienen solución, pero donde la mejor manera de resolverlos es mirando alrededor hasta encontrar otra persona con un problema similar o mayor, y ayudarla a encontrar la solución a su propio problema. Al hacerlo, nuestra mentalidad negativa se transmuta en una mente positiva orientada a proporcionar beneficio a los demás, y lo más seguro de todo esto es la certeza de que al momento que logra resolverse el problema de la otra persona, automáticamente uno mismo logra hallar la solución a sus propios problemas.

Una mente positiva es prácticamente un poder irresistible que uno puede dirigir a la consecución de un fin deseado, incluyendo, por supuesto, el dominio del dolor tanto física como mentalmente. Una vez más les recuerdo, una mente positiva es también la primera de las doce grandes riquezas de la vida.

Fuente: ¡Hágase Rico Con Paz Mental! Random House. 1995. Páginas 36-37.

 

Habla Feliz
Canciónde la obra South Pacific

Esta canción nos recuerda que primero debemos tener un sueño antes de poderlo hacer realidad. Y parte de la fórmula para hacer realidad ese sueño es sosteniendo una “charla feliz” o una plática emanada de una actitud mental positiva. La construcción de los sueños requiere de una charla sólida y positiva que no permita nada negativo que pueda disipar un estado de ánimo positivo. Hablar con felicidad es una acción que precede al plan de acción necesario para fabricar un sueño. Hablar con felicidad nos permite construir castillos en el aire que con frecuencia dejamos que se evaporen cuando no nos preocupamos por dotar de cimientos reales a nuestros sueños. Cuando lo hacemos, materializamos esos deseos y ¡la magia se manifiesta! Y, – como muy bien lo saben – el ingrediente principal para que la magia ocurra es tener una actitud mental positiva.  - ¡Sean felices! ¡Sean positivos! ¡Sean mágicos!  – Judy Williamson

HABLA FELIZ

Habla feliz, sigue hablando, habla feliz
Habla de las cosas que te gustaría hacer
Tienes que tener un sueño
Si no lo tienes
¿Cómo esperas hacerlo realidad?

Habla de la luna flotando en el cielo
Como un lirio en el lago
Habla del pájaro aprendiendo a volar
De toda la música que él puede cantar

Habla feliz, sigue hablando, habla feliz
Habla de las cosas que te gustaría hacer
Tienes que tener un sueño
Si no lo tienes
¿Cómo esperas hacerlo realidad?

Habla de la estrella que parece un juguete
Espiando a través de las ramas de un árbol
Habla de la niña y el niño
Contando las olas que dibuja el mar

Hablar del niño que le dice a la niña
“Caramba niña,  soy afortunado de conocerte”
Habla de la chica diciendo al niño
“Tú y yo somos afortunados de ser nosotros”

Habla feliz, sigue hablando, habla feliz
Habla de las cosas que te gustaría hacer
Tienes que tener un sueño
Si no lo tienes
¿Cómo esperas hacerlo realidad?

Y si no eres feliz al platicar
Y no tienes un sueño por realizar
Entonces no esperes hacer realidad tus deseos.
¡Es buena idea! ¿Te agrada?