SEMANA 15 — 11 ABRIL 2014

Estimados Lectores,

Cada uno de nosotros tenemos un poder ilimitado para elegir las palabras que utilizamos. Las palabras pueden herir o fortalecer y nuestra capacidad de elección determina en todo momento la dirección que decidamos tomar. ¿No les parece sorprendente que unos simples enunciados sean capaces de elevar o hundir a personas, comunidades y naciones? ¡Nunca se han dicho palabras más reales!

Para controlar nuestro lenguaje y vocabulario es necesario conceptualizar cuál es el mensaje que queremos difundir antes de transformar los pensamientos en palabras. El tono de voz, el lenguaje corporal y las palabras todo en conjunto forman parte del mensaje cuando nos dirigimos personalmente hacia alguien más. Por lo tanto, para que una personalidad agradable asuma el papel principal al hablar, cada uno de nosotros debemos condicionar nuestro proceso de pensamiento por primera vez manteniendo una actitud mental positiva y evaluando nuestra intención antes de verbalizar nuestras ideas. Las palabras que se dicen sin pensar y sin una previa reflexión, a menudo no son nuestra mejor opción de comunicación. Las palabras que fluyen de una manera tranquila como producto de ideas bien reflexionadas antes de expresarse, son más una bendición que una maldición.

¿Por qué es importante saber esto? En términos generales la elección de las palabras que una persona utiliza determina el resultado o la acción a tomar. Si las palabras incitan más a la agitación que a la tranquilidad, entonces el resultado del mensaje hablado puede ser muy diferente a la intención que se tiene. La gente de paz y las personas violentas utilizan un vocabulario diferente de acuerdo a sus propias intenciones. Una vez que se determina el propósito de la comunicación ejerciendo una reflexión previa, se logra la difusión de un mensaje correcto. Se ha afirmado que la simple acción de “pensar antes de hablar” permite lograr tales resultados. Para que nuestro mensaje sea el correcto, nuestro pensamiento tiene que preceder a nuestra comunicación, ya que de lo contrario será incorrecta la divulgación de nuestro mensaje.

A partir de hoy, comiencen a ampliar su vocabulario para que cuando requieran de palabras apropiadas para transmitir su mensaje siempre estén disponibles para ser utilizadas. A medida que expandan su vocabulario irán fortaleciendo su estilo de comunicación y agregando recursos adicionales a su personalidad agradable. Recuerdo que de niña me decían que los niños que decían groserías poseían un vocabulario muy limitado. Eso servía para dos propósitos en ese entonces: 1) para desalentar el uso de las malas palabras, y 2) para enriquecer un vocabulario apropiado. Los profesores pueden ser creativamente subversivos con el fin de motivar a los estudiantes hacia el aprendizaje. Pero, el mensaje es relevante aún hoy, porque he leído que ¡cuanto mayor vocabulario posea una persona, mayor es el salario que se le puede pagar! Por supuesto, eso es un elemento digno de consideración.

Invirtiendo sólo unos minutos al día, ustedes pueden enriquecer su vocabulario. Las palabras tienen el propósito de ser utilizadas, por lo tanto, incorporen nuevas palabras que no hayan utilizado en su vocabulario cotidiano con anterioridad. ¡Sólo asegúrense de que sean palabras positivas!

Sean Siempre los Mejores,
Judy Williamson

Un Hacedor de Milagros
por Napoleón Hill

Conocí al señor Stone, por primera vez en 1953. A partir de entonces empecé a entender la dramática historia de su ascenso a la fama y fortuna, cuando comenzó en el ámbito de los negocios por sí solo y con sólo cien dólares en efectivo y un ejemplar de mi libro más popular, Piense y Hágase Rico. Yo estaba muy intrigado por la forma en que Stone había aplicado con efectividad mi filosofía del éxito, que no dude en aceptar su ofrecimiento para ayudarlo a divulgar la Ciencia de la Realización Personal a todo el personal de su compañía de seguros.

La tarea abarcó diez años durante los cuales me dediqué todo el tiempo a ayudar al Sr. Stone en el adoctrinamiento de toda su organización a través de mi filosofía del éxito. Fue un tremendo trabajo, pero valió la pena en términos de resultados, ya que demostró de forma concluyente que mis veinte años de investigación bajo la dirección de Andrew Carnegie me había permitido descubrir una fórmula milagrosa que ayudaba a la gente a llegar a las posiciones que quisieran en sus vidas.

Cuando comencé mi relación con el señor Stone, muchos de sus altos ejecutivos no vieron con buenos ojos nuestra alianza y la consideraban una pérdida de tiempo. Nunca habían oído hablar de una filosofía del éxito basada en las experiencias personales de quinientos hombres exitosos con una vida de aprendizaje a través del método de ensayo y error, y todo esto les generaba desconfianza.

Cinco años más tarde, estos mismos ejecutivos se reunieron con el Sr. Stone y conmigo en una conferencia de negocios. Para mi gran sorpresa el Señor Stone se puso de pie y se dirigió al grupo. “Caballeros”, les dijo, “Nuestra Compañía de Seguros está ahora haciendo milagros.” Luego de una pausa larga, prosiguió: “Sin embargo, la compañía no estaba realizando milagros antes que Napoleón Hill llegara a colaborar con nosotros.”

Como producto de mi asociación con el señor Stone los ingresos por primas anuales de los asegurados fue de alrededor de $ 24 millones de dólares y la fortuna personal de señor Stone se estimaba en más de $ 160 millones.

¿Qué gané con esta alianza? Quizás se pregunte. El dinero que recibí fue insignificante en comparación con lo que recibió el señor Stone, pero yo no colaboré en ese proyecto para obtener una recompensa económica, yo perseguía algo mucho mayor que lo que representaba cualquier cantidad de dinero, porque pude comprobar durante los diez años de asociación con el Sr. Stone que la Ciencia de la Realización Personal podía hacer milagros para aquellos que abrazaban y aplicaban inteligentemente esa filosofía.

Fuente: ¡Hágase Rico Con Paz Mental! Random House. 1995. Páginas 6-8.

 

Supercalifragilisticoespialidoso
Canción de la obra Mary Poppins

Esta juguetona canción habla del poder milagroso de las palabras. Las obras evocan emociones cuando se habla y escucha de ellas. Así que el mensaje es que sean cuidadosos y usen las palabras con cautela, ya que los resultados pueden producir ¡resultados mágicos! Asegúrense de decir exactamente lo que desean expresar y siempre digan exactamente lo que realmente quieren comunicar.  – Judy Williamson

Supercalifragilisticoespialidoso

Eees Supercalifragilisticoespialidoso,
aunque suene extravagante, ¡raro y espantoso!
Si lo dice con soltura sonará harmonioso,
supercalifragilisticoespialidoso!
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.

De niño me acostumbré a tartamudear,
mi padre mi nariz torció para enseñarme a hablar.
Más un día yo escuché, cuando era ya mayor,
la frase con más letras, la palabra más atroz.

Supercalifragilisticoespialidoso,
aunque suene extravagante, ¡raro y espantoso!
Si lo dice con soltura sonará harmonioso,
supercalifragilisticoespialidoso.
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.

El mundo ha recorrido esta canción y donde ha llegado
esta extraña frase ha sabido convencer.
Un duque y un maharajá a quienes suelo ver,
ayer mi frase al escuchar, me honraron con un té.

Supercalifragilisticoespialidoso,
aunque suene extravagante, ¡raro y espantoso!
Si lo dice con soltura sonará harmonioso,
supercalifragilisticoespialidoso.
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.
Dan dilidili dan diliday, dan dilidili dan diliday.

(-¿por qué no lo pruebas a decirla al revés?:
Sodolipiaescotilisgifralicapersu
Es un poquito más difícil no crees?-
-¿solo un poquito?)

Si se ha tragado el gato y tu lengua es igual,
siempre hay una frase que sin lengua sonará.
Mas dila con cuidado, o pudiera hacerte mal…

(-¿Sabe una cosa?-
-¿Qué?-
-Una vez le dije esta frase a una chica y
hoy esa chica es mi mujer…-
¡¡POM!!
-¡Ouh! Pero es una mujercita encantadora jejeje…-)

Eees supercalifragilisticoespialidoso,
supercalifragilisticoespialidoso,
supercalifragilisticoespialidoso,
¡¡¡¡supercalifragilisticoespialidoosooooooo!!!!