Recuerda que todo aquel que recibe un reconocimiento o promoción, no es precisamente por su falta de disposición o actitud mental negativa sino por todo lo contrario.

Si examinas cuidadosamente cualquier organización bien administrada, encontrarás que la gente que es más exitosa son aquellos que se caracterizan por ser positivos y colaboradores, o sea, personas con disposición y motivación. Las gentes que ocupan las posiciones más altas de la empresa son casi siempre felices, entusiastas y con capacidad para transmitir y contagiar a los demás optimistamente. Pero también los hay que se caracterizan por siempre andar quejándose y buscando y encontrando escollos para aspirar a esas altas posiciones en una organización. No hay ninguna sola situación en la carrera profesional, en las relaciones con los demás, o en la vida personal, que se de cómo resultado de una actitud mental negativa. Esfuérzate por mejorar en tus áreas negativas y enfrenta siempre la vida desde una perspectiva positiva.

2018-06-12T00:16:00+00:00 June 12th, 2018|Pensamiento del día|