Nadie te puede desmotivar más que tu mismo

¿Has sentido alguna vez que te has convertido tu mismo en tu peor enemigo? Todos tenemos momentos en los que, a pesar de cuanto nos esforcemos, las cosas no funcionan bien y todo nos sale mal, y para colmo no tenemos a nadie a quien culpar sino a nosotros mismos. Pero, del mismo modo que a veces puedes convertirte en tu peor enemigo, también puedes llegar a ser tu mejor amigo. La transición ocurre generalmente cuando te das cuenta de que la única persona en la tierra que puede determinar tu éxito o fracaso eres tu mismo. Puedes descubrir a tu mejor amigo cuando desarrollas la madurez y fortaleza de carácter, cuando te aceptas como eres y cuando tomas las acciones necesarias para convertirte en la persona que deseas ser. Cuando analizas objetivamente, puedes comenzar a construir sobre tus fortalezas y a compensar tus debilidades. Al hacerlo, te darás cuenta de que la única persona que se interpone en el camino de tu éxito eres tu mismo.

2020-02-14T00:25:05-05:00 February 14th, 2020|Pensamiento del día|