En una empresa bien administrada, todas las promociones se fabrican automáticamente. Los jefes únicamente cumplen con la labor de que las promociones sean justas

La fórmula perfecta para la destrucción de la moral en cualquier organización es crear un ambiente de trabajo que lleve a los empleados a creer que la única manera de salir adelante es siendo político o adulador. Las empresas mejor administradas son aquellas en las que se gana cada promoción y cada persona calificada tiene la misma oportunidad de competir por ella. Si eres un gerente, evalúa todas las decisiones relacionadas con tus empleados sobre una base de equidad. Y si aspiras a ser un gerente, busca trabajar para una compañía que sea justa en su trato con los trabajadores. Cuando te ganas un puesto en base a tu habilidad y eficacia, ten la seguridad de que tienes el mejor trabajo posible.

2020-06-18T14:25:22-04:00 June 28th, 2020|Pensamiento del día|