La calidad y cantidad del servicio que proporcionas, además de la actitud con que lo haces, son factores que determinan el pago a recibir y tipo de trabajo a merecer

Las personas que son promovidas a mejores puestos en una empresa son aquellas que hacen del esfuerzo adicional toda una práctica constante, esforzándose más allá de lo que se les paga por trabajar, y haciéndolo de buena gana y con disposición. Das el primer paso importante hacia la determinación de tu propio futuro, cuando tomas la decisión consciente de ejecutar tus tareas con una actitud positiva y completa disposición hasta terminarlas correctamente. Asumir esta actitud al principio es difícil, pero descubrirás que en muy poco tiempo se convierte en parte de ti. Y sobre todo, después de darte cuenta del beneficio de ser reconocido como un trabajador que no escatima esfuerzos para entregarte incondicionalmente en el trabajo.

2019-04-08T17:28:08+00:00 April 15th, 2019|Pensamiento del día|