Cita tomada del Libro “Piense y hágase Rico” de Napoleón Hill

La fuerza de voluntad y el deseo, cuando se combinan adecuadamente, forman una pareja irresistible. Los hombres que acumulan grandes fortunas son conocidos generalmente como individuos de sangre fría y hasta algunas veces rudos. A menudo son personas incomprendidas. Lo que poseen es fuerza de voluntad que mezclan con la persistencia y la colocan tras sus deseos para “asegurar” la consecución de sus objetivos.

2019-07-05T20:23:35+00:00 July 11th, 2019|Pensamiento del día|