Cita tomada del Libro “Piense y hágase Rico” de Napoleón Hill

Los pensamientos que se mezclan con cualquiera de los sentimientos emocionales, constituyen una fuerza magnética que atrae a otros pensamientos similares o relacionados. Un pensamiento así magnetizado con emociones puede compararse a una semilla que cuando se planta en terreno fértil germina, crece y se multiplica una y otra vez, hasta que aquella pequeña semilla original se convierte en millones de semillas de la misma clase.

2019-05-13T14:34:39+00:00 May 17th, 2019|Pensamiento del día|